miércoles, 2 de marzo de 2011

Ahí quedó el gibraltareño

  



Quien diría que el famosísimo y adulado John Galliano iba a quedar sin Maison ni casita modista por su apego antisemita. Sus vaporosas obras de arte y teatrales, puestas en pasarela temporada tras temporada gracias a su prodigiosa mano educada en la St. Martin's School of Arts, van a pasar al lado oscuro de la trayectoria del diseñador.
Pronto escucharemos comentarios de aquellas manos que le dieron de comer en su momento, cuando era un simple desconocido llamado Juan Carlos Antonio Galiano Guillén, hijo de un gibraltareño y una española.

  Su hada madrina, Anna Wintour, quizás de algun apaciguador comentario acerca de la trayectoria, controversialismo y mal momento del inglés, que por cierto, según lo que aparece en el vídeo obtenido con un teléfono móvil este se encuentra en estado de embriaguez diciendo desaforadamente frases como: “I love Hitler” y “La gente como vosotros deberíais estar muertos, vuestras madres, vuestros antepasados, deberían haber sido gaseados”. 



  Así, controversial, escandaloso, soñador y apasionado como se mostró en el cargo de director creativo de Christian Dior, se va el poeta de la moda con mas de 50 años sobre sus hombros. Veamos como sigue su vida antisemita, sin muchos cargos y mucho espectaculo. Es posible que se abran puertas para algun otro osado de la alta costura y finalmente, John Galliano termine “gaseado” tal cual el lo dijo.














Natalie Portman y John Galliano. !



  








Publicar un comentario