martes, 15 de enero de 2008

Cómo vi el arte visto


Hoy fui al museo de bellas Artes. En Santiago las temperaturas estan muy elevadas pero los chilenos tenemos cuerpos adaptables, asi que, no hubo gran problema.
A la entrada, pagué mi boleto (una suma casi vergonzosa por lo economica) y entré feliz de la vida en un lugar amplio.
En el primer salon habia esculturas de mediano volumen. Algunas de marmol, otras de bronce y una que otra cosita por alla media abstracta.
Luego, al subir, entre a un salon que representaba a la ciudad misma. Era tan especifico, solo habia que abrir bien los ojos. Era Santiago en un solo lugar: edificios, departamentos, personas con trabajo a tiempo completo, adolescentes, sistemas de pago, sexualidad, en fin... todo representado de manera precisa y monotona en una sola pieza. Luego de ese impacto sencillo fui a ver otras obras. Una que otra mas agradable que la anterior pero bueno, cada quien con sus gustos. En mi caso, prefiero lo abstracto, colorido, expresivo. Aquello que quiere decir algo que todos suponen pero que no es eso que se piensa, sino lo mas sutil.
En fin, luego de visitar varias salas, opté por observar otras obras: los rostros y actitudes de las personas.
Aquellas que entran con cara de artistas, profanando pequeños supuestos errores de las pinturas y claro, estudiosos. Sabios con sentido comun, que saben de pinturas, que ven un cuadro por mas de 1 min y sin problemas llegan a su hogar, y ven television. Esos tipicos programas que no dicen nada, le dicen de "entretencion"

Y si, confieso que algunas obras me aburrieron, quizá por eso miré las obras andantes. Y no me creo artista pero.... todos somos TAN iguales. No hay diferencias.
Yo pensaba que Mozart quizá era anormal. O sea, fué prodigio pero que pasa con el estilo de vida, costumbres, codigos humanos que hablan mas que las propias palabras...?
Picasso con sus cuadros. DaVinci y su anatomia. Todo normal. Todo culto. Todo arte.
Algunos dicen que el arte es solo una expresion de sentimientos, por ende, todo es arte. Otros hablan de un arte subjetivo: Si quiero es arte. y asi sigue.
Me quedo con poco.
Una perfecta imaginacion al mirar los cuadros, el poder de mi mente de trasladarce a donde quiera, disfrutando hasta de las guerras. Colores inventados, sonrisas falsas, un cuadrado negro en un marco que dice muchas cosas, un olor de otoño que recuerda a mucho, a infancia, gente que viene, gente que va. Instancias, emociones trazadas con tecnica y lapices.
Arte andante.
Quizá de eso se trata todo. De solo ver y entender. En mi caso particular, miré, dibujé en mi mente, trazé fines ja!
Mozart no era normal. Estoy segura de eso.
Publicar un comentario